Mini

Una amplia variedad de vestidos mini en la colección de Zara

La selección de vestidos cortos para mujer ofrece propuestas sumamente femeninas y estilosas. Prueba de ello es el vestido corto de tirantes, el cual se sostiene con delicadeza sobre los hombros y puede adoptar el minimalismo de un 'little black dress' o el encanto informal de un vestido vaquero corto que esté en sintonía tanto con deportivas como con tacones. El vestido mini off the shoulder despeja los hombros para acentuar la longitud del cuello y es ideal para lucir unos bonitos pendientes largos. El vestido corto de punto nunca decepciona cuando de acentuar las curvas se trata, mientras que el vestido mini fluido cae con suavidad hasta medio muslo gracias a la ligereza de su tejido y es una apuesta todoterreno que se adapta naturalmente a cualquier plan. Ya sea entallado, drapeado o despegado del cuerpo, el vestido corto de manga larga dirige todo el foco de atención hacia las piernas, configurándose como una oportunidad perfecta para aprovechar todo el potencial de esos zapatos de tacón con detalles especiales que figuran en todo zapatero femenino. La variedad de detalles que presentan los vestidos cortos de Zara cumplen funciones que van más allá de lo meramente decorativo. El vestido camisero tiene potencial para elevar la sofisticación de un look casual gracias a su diseño con cuello solapado y cierre de botones. Por su parte, el vestido mini de volantes añade esa cualidad vaporosa al movimiento para resaltar la gracia del outfit. Otro acabado que dota de gracia a esta prenda son los bordados en diferentes tamaños y colores. Esta labor no solo pone una pincelada de textura y en ocasiones un aire bohemio, sino que cuando se combinan con calados, también pueden contribuir a que un vestido corto bordado sea más liviano y gane en frescura. Un vestido corto básico es ideal para el día a día gracias a sus colores lisos y la facilidad para combinarlo, pero también es una interesante alternativa al vestido corto de fiesta si se combina con los complementos adecuados. La colección tampoco pasa por alto las necesidades de los eventos elegantes, incluyendo desde ese vestido corto de satén para acompañar con tacones de aguja en eventos nocturnos hasta un vestido corto de invitada de boda con el que estar sobradamente a la altura de un día tan especial. En clave de estampados, el vestido mini de flores es un esencial para el fondo de armario. No obstante, no importa si integran diseños florales u otros motivos, ya que un vestido corto estampado es un acierto seguro a la hora de formar un look que desprenda energía y optimismo en cualquier época del año. Desde versiones con la estructura de un vestido corto denim hasta propuestas fluidas o ajustadas aptas para infinidad de escenarios, al vestido mini de Zara no hay tejido ni estilo que se le resista.