Ver Todo

Trajes para hombre

La formalidad se reinventa en diseños sofisticados. Una colección de trajes masculinos formada por siluetas favorecedoras capaces de adaptarse a ocasiones formales y casual. Desde cortes slim y estilos ligeros para el verano hasta conjuntos de tres piezas y esmoquin. Encuentra tu estilo más auténtico.

Trajes para hombre sin complicaciones.

ZARA presenta fits perfectos para cada silueta en colores versátiles, atemporales y combinables con prendas formales y casuales. El estilo de vestir de cada hombre no debería estar comprometido por ningún dress code. Por ello, para los que buscan un look de invitado de boda informal la colección presenta opciones relajadas en tejidos fluidos, como los trajes de lino, y desestructurados para dar mayor libertad de movimiento. Llevar traje sin corbata a una boda es sinónimo de modernidad, pero también lo es la tendencia monocromática radical, como el total look de traje, corbata y camisa negra. Los trajes de caballero de ZARA se adaptan a cualquier ocasión formal aportando frescura al look. Con diseños actualizados, el traje azul marino admite tantas combinaciones como se desee, convirtiéndose en la opción perfecta para cualquier evento en cualquier época del año. Una opción irrebatible para crear outfits de hombre para graduación u otros actos formales es el traje gris con camisa blanca. Y para darle un toque de actualidad, unas deportivas blancas minimalistas lo convertirán en un look 24/7. Porque no todo es formalidad, los trajes masculinos se han colado definitivamente en el street style, con un estilo de líneas pulidas y siluetas estructuradas. La combinación con camisetas y jerséis ligeros ya forma parte del nuevo código del buen vestir. Además de la silueta clásica, la edición de ZARA presenta una gran variedad de fits que se ajustan al confort de cada hombre y consiguen la apariencia deseada. El traje slim fit se ajusta perfectamente a la figura y es perfecto para crear looks semi formales. Para un plus de actualidad, la silueta skinny consigue llevar el traje al terreno más desenfadado. En el otro extremo, la nostalgia encuentra su mejor aliado en los trajes de silueta amplia y estilo relajado, con detalles recuperados de décadas pasadas, como los botones XL, las hombreras o las chaquetas cruzadas. Para las ocasiones más exigentes en las que no hay margen para el error, el traje negro de hombre permite combinaciones sencillas con las que aprobar con éxito y con estilo. Un traje negro con corbata azul es un clásico en los encuentros profesionales y celebraciones especiales, ya que favorece cromáticamente a cualquier hombre. Transmite profesionalidad, seriedad y serenidad, un combinación ganadora y sin tomar riesgos. Una opción más luminosa, el traje gris de hombre combina igual de bien con diferentes colores, al tratarse de un tono neutro. Ya sea un conjunto monocromático, con camisa o camiseta o incluso con algún tipo de estampado, el traje gris es un básico de armario masculino que resiste el paso del tiempo y de las tendencias. Por supuesto, el traje de hombre no debe reservarse exclusivamente para momentos puntuales, ya que esta pieza permite tener 3 prendas en 1; la combinación de pantalón de vestir, deportivas y cazadora biker es absolutamente urbana. Por su parte, la blazer o americana es capaz de transformar el look masculino y llevarlo al siguiente nivel cuando se combina con jeans, chinos e incluso pantalones cargo."